Subscribe:

El cementerio de la felicidad




Los cementerios me intrigan no porque crea en los muertos y en los fantasmas, sino que me produce una profunda reflexión. Sería muy interesante anotar en los epitafios de todas las tumbas cuantos días esa persona fue realmente feliz, que haya disfrutado intensamente, momentos que la hicieron vibrar al máximo con esa inigualable sensación de sentirse plena. Tal vez al momento que vio nacer un hijo, besar a los seres que amaba, reencontrarse con un amigo, hermano, recibir una caricia, la ayuda inesperada o la fiesta sorpresa, el entregarse plenamente a la persona amada, cuántos años, meses, días, horas y minutos disfruto a lo largo de su vida.

Seguro que en más de un epitafio debería leerse: “Aquí yace alguien que pensó que mañana iba a ser feliz”, pues de tanto esperar la vida se le pasó, se graduó en el arte de no vivir.

Debemos llevar un registro de los momentos de felicidad, proponernos vivirlos cada vez con más frecuencia e intensidad, y el secreto para lograrlo ¿cuál es?: conservar e incrementar nuestra capacidad de admiración, de ser conscientes que el presente es el regalo que día a día nos concede el Creador. Ser más sensibles a las cosas que aparentemente son simples pero que encierran un mundo maravilloso: un amanecer con su policromía de luces, un ocaso con su infinitud de tintes, la lluvia, la sonrisa de un niño, el arte de una mariposa, el despertar, el disfrutar la comida, el vino y al amigo, el secreto para despertar es vivir intensamente el presente.

Hay quienes están comiendo una manzana y están pensando que sería mejor una naranja, quien está en la playa soñando en estar en la montaña, quien desea que el día termine pues le aburre todo, quien está con una persona pensando en otra. El arte de disfrutar es estar contento, complacido con lo que ese momento nos esta ofreciendo y no añorando lo que en ese momento no tenemos.

La gente piensa que la felicidad es un lujo que no se pueden dar, pues según ellos “han sufrido tanto” que sería casi un sacrilegio el disfrutar. La vida no es concurso de felicidad o de sufrimiento, cada quien lleva su propia contabilidad lo cual no es comparable ni transferible.

La sabiduría consiste en saber rectificar y ratificar, cambiar lo que debemos cambiar y confirmar aquellas conductas que nos han producido felicidad.

Los líderes saben que el tesoro más valioso que poseen es su propio tiempo y no se dan el lujo de malgastarlo, su presente es lo único que les pertenece.

La capacidad de admiración es tal vez la principal cualidad que teníamos cuando éramos niños, la vamos perdiendo en una dosificación de problemas, de cosas y de realidades que más que ayudarnos nos han alejado de las maravillas que nos rodean. Es necesario sensibilizarnos a nuestro entorno y no permitir que la cultura de consumo nos consuma la vida, aprender a bien-estar es el secreto para disfrutar.


Miguel Ángel Cornejo

7 comentarios:

MI RINCON dijo...

querida nelita como siempre muy cierto lo de la reflexion, yo soy del lado de la felicidad, de gozar con lo que tenemos dia a dia
cariños
jessica

Nelita dijo...

Jessica la verdad que si es muy importante vivir el dia, disfrutar el camino de la felicidad cariños Nelita

Sara Cobos dijo...

Nelita, quiero expresarte mi agradecimiento por tus palabras y por tu visita a mis blogs.
Me gusta tu blogs, te leeré con pausa.
Un abrazo

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola Nelita, me encanta como escribe Miguel Ángel y estoy de acuerdo con lo que dices. Leí en una ocasión una frase que me llamó la atención y que es para reflexionar. No se de quien es, pero decía así: "Tanto desear que pase el tiempo... y con el se nos va la vida". El quiz de la cuestión es como dejamos pasar nuestra vida. Un abrazo Nelita. Te sigo leyendo aunque alguna vez no deje comentarios. Juan.

Maria dijo...

Hola Nelita
Leí cada palabra y es verdad, muchas veces deseamos algo que no tenemos y no pensamos en disfrutar de lo que nos rodea.
Siempre muy valiosas tus entradas!
Besos

Patricia dijo...

Hola Nelita pasé a desearte una buena semana y me encontré esta perfecta reflexión...Vivamos cada minuto agradeciendo la vida que se nos ha otorgado...Si termináramos con tanta queja permanente, alcanzaríamos momentos mucho más felices y plenos...Te dejo cariños y deseo buenas vivencias para tí amiga...Besos

Nelita dijo...

Hola Sara,J.Fco.Bravo,Maria y Patricia, gracias por vuestros comentarios, ¡¡¡¡si habrá que agradecer a la vida !!!!muchos cariños a todos

Seguidores