Subscribe:

Dos Amigos

En el mundo en que vivimos la verdadera amistad no es frecuente.

Muchas personas egoístas olvidan que la felicidad está en el amor desinteresado que brindamos a los demás.

Esta historia se refiere a dos amigos verdaderos. Todo lo que era de uno era también del otro; se apreciaban, se respetaban y vivían en perfecta armonía.

Una noche, uno de los amigos despertó sobresaltado. Saltó de la cama, se vistió apresuradamente y se dirigió a la casa del otro.

Al llegar, golpeó ruidosamente y todos se despertaron. Los criados le abrieron la puerta, asustados, y él entró en la residencia.

El dueño de la casa, que lo esperaba con una bolsa de dinero en una mano y su espada en la otra, le dijo:

-Amigo mío: sé que no eres hombre de salir corriendo en plena noche sin ningún motivo. Si viniste a mi casa es porque algo grave te sucede. Si perdiste dinero en el juego, aquí tienes, tómalo...

...Y si tuviste un altercado y necesitas ayuda para enfrentar a los que te persiguen, juntos pelearemos. Ya sabes que puedes contar conmigo para todo.

El visitante respondió:
-Mucho agradezco tus generosos ofrecimientos, pero no estoy aquí por ninguno de esos motivos...

...Estaba durmiendo tranquilamente cuando soñé que estabas intranquilo y triste, que la angustia te dominaba y que me necesitabas a tu lado...

...La pesadilla me preocupó y por eso vine a tu casa a estas horas. No podía estar seguro de que te encontrabas bien y tuve que comprobarlo por mí mismo.

Así actúa un verdadero amigo. No espera que su compañero acuda a él sino que, cuando supone que algo le sucede, corre a ofrecerle su ayuda.

La amistad es eso: estar atento a las necesidades del otro y tratar de ayudar a solucionarlas, ser leal y generoso y compartir no sólo las alegrías sino también los pesares.


3 comentarios:

J. Fco. Bravo Real dijo...

Que hermoso sería que el amor y la amistad pudieran lograr cosas como las del relato. A veces, es cierto que tienes presentimientos que te alegran y otros que te encogen el corazón pensando en los amigos o en los seres amados pero la mayor parte de las veces no se lo decimos a esas personas queridas.
Un abrazo Nelita.

MARIELA TERESA dijo...

HOLA NELITA!!!! EN ESTA VISITA HE LEIDO TUS TRES ULTIMOAS HISTORIAS Y SON VERDADERAMENTE HERMOSAS. LA HISTORIA DE LA AMISTAD CUANTA VERDAD QUE TRAE, YA QUE SOLO LOS QUE TENEMOS VERDADEROS AMIGOS PODEMOS DARNOS CUENTA DE LA DIFERENCIA...ME ENCANTA LEER TU BLOG...ESTOS ULTIMOS DIAS HE VISITADO POCO LOS BLOG POR FALTA DE TIEMPO...ESPERO PONERME AL DIA, UN BESO GRANDE Y BUEN FIN DE SEMANA MARIELA.

Nelita dijo...

A Juan y Mariela les agradesco que me hayan visitado y gustado.
En la verdadera amistad no hay dinero con que pagarla, el que tiene amigos tiene un gran tesoro un gran abrazo

Seguidores