Subscribe:

CUANDO TU BARCO SE HUNDE NO PIERDAS LA FE:


Un Día, zarpó un barco a alta mar. Iban 20 hombres
 Era un viaje de 50 días y entre ellos se encontraba
 un fiel Cristiano de quien todos en la tripulación se burlaban. Un
 Cristiano Marinerito.
 Una noche estallo el cuarto de máquinas y se hundió el barco
 sobreviviendo solo el fiel Cristiano al naufragio.
 El único sobreviviente de un naufragio estaba sobre una pequeña isla
desierta. Estaba orando fervientemente, pidiendo a Dios que lo
 rescatara. Todos los días revisaba el horizonte buscando ayuda, pero
ésta nunca llegaba.

 Ya cansado, eventualmente empezó a construir una pequeña cabaña para
 protegerse y proteger sus pocas posesiones.
 Un día se fue a pescar y regreso corriendo al ver que se quemaba su
 choza y no pudo salvar nada.
 Después de haber perdido todo, anduvo vagando en la isla como
 sonámbulo, ya sin esperanza.
El náufrago estaba confundido y enojado con Dios y llorando le decía:
 ¿Cómo pudiste hacerme esto?', y se quedó dormido sobre la hamaca.
 Temprano a la mañana siguiente, escuchó asombrado la sirena de un
 buque que se acercaba a la isla.
 ¡Venían a rescatarlo!.

 Al llegar sus salvadores les preguntó:
 ¿Cómo sabían que yo estaba aquí?'.
 Y ellos les respondieron:
 Vimos las señales de humo que nos hiciste.....
 Es fácil enojarse cuando las cosas van mal, pero no debemos perder la
 Fe en Dios, porque Dios está trabajando en nuestras vidas en medio
 de las penas y el sufrimiento. Para darnos crecimiento espiritual y
más Fe en Él
 Recuerda la próxima vez que tu pequeña choza se queme. . . . no
 pierdas la Fe puede ser simplemente una señal de humo que surge
 de la GRACIA DE DIOS. Por todas las cosas negativas que nos pasan,
 debemos decirnos a nosotros mismos siempre:

 DIOS TIENE SIEMPRE UNA RESPUESTA
POSITIVA PARA TODAS LAS COSAS NEGATIVAS.                 



5 comentarios:

Franziska dijo...

Buen mensaje. Cuando todo está perdido, no debemos perder también la esperanza. Es verdad. Nunca sabemos qué puede suceder. Un abrazo. Franziska

MARIELA TERESA dijo...

HOLA NELITA!!!! HERMOSO RELATO, Y A ME CAYO JUSTO!!! SIEMPRE ME GUSTA LEERTE, UN ABRAZO. MARIELA

Maria dijo...

Hola Nelita
Como dice el refran: "no hay mal que por bien no venga"
Muy lindo tu relato.
Muchas veces sucede que lo que pensamos que es una tragedia, termina siendo una oportunidad.
Mil besos

anonima dijo...

gracias por tus señales de humo.

Thony Caro dijo...

Es un placer estar nuevamente en tu casa amiga Nelita, y leer tus entregas fascinantes.-
Luego de unas vacaciones muy disfruta bles, estaré comentando tus escritos como siempre.-
Un gran beso y un año sin hundimientos.-

Seguidores