Subscribe:

Haga su película todos los días





Se debe crear el hábito de visualizarse permanentemente, todos los días revise su agenda la cual debe elaborar conforme a ciertos principios que abordaremos más adelante e imagine su comportamiento en cada acción que vaya a realizar. Véase siempre positivamente, logrando lo que desea, creese su propio paradigma triunfador, esto lo ambientará en los escenarios en que tendrá que actuar y, por supuesto debe llevar en mente en forma muy clara cuál es la misión a lograr. La mente se programa de acuerdo con lo que se espera, es un poderoso imán, tanto de lo positivo como de lo negativo, entonces, ¿porqué desgastarnos en la preocupación y en la adversidad?, más bien debemos ocuparnos de cómo triunfar. El mismo tiempo gasta una persona para pensar negativa que positivamente y es más fácil instalarnos en lo negativo, pues no implica esfuerzo alguno, “los triunfadores siempre hacen lo que los perdedores no se atreven”. Para triunfar hay que pensar, crear alternativas, ser optimista, buscar diversos caminos, en fin, hacer que lo imposible sea posible.

Si su autoproducción fílmica, su película personal es desarrollada de acuerdo con su misión, principios y valores, tenga la seguridad que no va a fingir absolutamente nada. Será una auténtica muestra. Que está programando su propia vida y que ha ensayado durante la mañana el magnífico desempeño que tendrá durante el resto del día. No lo olvide, todos los días empiece por el final, qué piensa el día de hoy lograr y luche positivamente por conquistarlo.

Miguel Ángel Cornejo


Libro Compromisos para ser líder

2 comentarios:

MI RINCON dijo...

querida nelita pase a saludarte y desearte una buena semana , gracias nuevamente por todo lo que nos compartes para que podamos crecer como personas
cariños
jessica

Franziska dijo...

Estoy de acuerdo con la afirmación de que cuando nos damos por derrotados es cuando tenemos todas las posibilidades de perder la batalla. Tengo que reconocer que a mí me habría venido muy bien tener a mi alcance lecturas de este tipo en mis años de juventud: entonces vivíamos en un ambiente de reproche y de culpa que no ayudaba nada a las realizaciones personales porque hasta en el trabajo tenía sus connotaciones negativas.

Seguidores