Subscribe:

Compromisos con la Vida






Hija mía, te escribo estas líneas para que las conserves, no en tu mente, sino en tu corazón; tú fuiste concebida por el amor, como seguramente lo serán tus hijos, y fue nuestra intención, la de tu madre y la mía, darte el mayor cariño y ternura de que fuimos capaces.

El anhelo más legítimo de un padre para un hijo es dejarlo preparado para hacer frente a la vida y que ésta sea fecunda en valores trascendentales como el amor, la justicia, la lealtad, el respeto y la gratitud.

La vida nos enseña, que aun cuando pusimos todo nuestro empeño en conquistar la cima de una montaña y ésta se nos niega, tenemos que volver a luchar incansablemente hasta lograrla.

Puedes ser vencida, pero nunca claudiques, lucha hasta convertir las derrotas en victorias, nunca te des por vencida y mantente siempre digna y fiel a tus principios, ama todo aquello que sea noble y bello, y frente a la injusticia oféndete y lucha sin descanso por lograr tus sueños.

Las dudas matan el amor, confía sólo en lo que tú misma puedas ver y oír, no te dejes llevar por los rumores, enfrenta tú misma la realidad y ruégale a Dios para que no te equivoques.

Ten un hogar donde reine Dios, te dará paz y consuelo en tus horas difíciles; a tu marido apóyalo sin límite alguno; en tus hijos vacía todo el corazón y nunca permitas que tu debilidad los haga irresponsables en el uso de su propia libertad.

Dale a tus hijos lo que tú misma recibiste, un hogar con dignidad, respeto y una estrella para que tus hijos tengan un por qué vivir.

Cuando los años transcurran y ya no esté nunca más junto a ti, recuérdame como un hombre soñador que siempre te amó, y de donde me encuentre tendrás por siempre mi bendición.

Ayúdame, te suplico, a que muchas estrellas que están muriendo en la playa vuelvan al mar, y tu vida y la de los tuyos sean digna parte de la creación de Dios.

Miguel Ángel Cornejo


4 comentarios:

Fatima dijo...

Texto muito lindo!
Bjs.

silvina soul dijo...

simplemente hermoso, cariños...Silvina

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hermosos consejos de Miguel Ángel a su hija. Si todos los padres aconsejaran a sí a sus hijos, el mundo iría de otra forma. Es muy hermoso Nelita. Un abrazo. Juan.

vuelosdelalma dijo...

Es muy lindo, la verdad me gustó muchísimo y me recordó de alguna u otra manera a mi papá, que siempre está acompañandome en cada momento de mi vida, aconsejandome y enseñandome lo que cree mejor para mi.

Besos enormes!

Seguidores